La Saca de la Virgen del Castillo de Bijuesca

Es el acontecimiento más singular en la Comunidad de Calatayud, realmente único, excepcional, inigualable… La Saca de la Virgen del Castillo de Bijuesca es una celebración que se produce cada veinticinco años y no tiene parangón en zona alguna de la Comunidad de Calatayud ni en todo Aragón.

Un catastrófico desastre natural en la zona desencadenó la solidaridad entre las poblaciones vecinas de Bijuesca que se prestaron ayuda y apoyo para superar el trance. Todo bajo la creencia religiosa de la intervención e influencia de la Santísima Virgen del Castillo, y se organizaron mediante una concordia: Reznos, Carabantes, La Alameda y Deza, de la provincia de Soria, y las zaragozanas, Torrelapaja, Berdejo, Torrijo de la Cañada, Malanquilla y Clarés de Ribota, estas últimas y la anfitriona integradas en la Comunidad de Calatayud.

En algún momento del siglo XIX decidieron reunirse en Bijuesca las diez poblaciones que conforman la Concordia cada cincuenta años y festejar a la Virgen del Castillo, sacándola del camarín en la ermita de su nombre para trasladarla a la parroquia de San Miguel Arcángel, homenajearla y devolverla en el mismo día al lugar de origen. Ya en el siglo XX se incrementó la frecuencia de la Saca a cada veinticinco años. Se tiene constancia documental y gráfica, de las sacas realizadas en los años 1996, 1971 y 1946; además de las menos argumentadas del siglo XIX, en 1896 y 1837.

En el año 2021, en el mes de junio, pasados veinticinco años desde la última vez, después de las dos preceptivas novenas, el permiso del señor Obispo de Tarazona y la concurrencia de todas las localidades de la Concordia, se debería haber celebrado una nueva Saca de la Virgen del Castillo. Las lamentables circunstancias sanitarias, consecuencia de la terrible pandemia que nos asola, lo ha impedido. 

No hemos querido dejar pasar este momento sin que, desde la Asociación Torre Albarrana, se le rinda el homenaje del que la pandemia de COVID le ha privado.

Para la información que incorporamos a continuación nos hemos servido, básicamente de la publicación que, en 1946, patrocinada por el veterinario Manuel Gil Esteras, sacaron a la luz los presbíteros, Victorino Jiménez y Jaime Miñana, párrocos de Reznos y Bijuesca, respectivamente, titulada Ramillete de corazones a Nuestra Señora del Castillo, patrona de Bijuesca (Zaragoza) y los pueblos de su Concordia. También hemos consultado el folleto Saca de la Virgen del Castillo publicado en junio de 1996 por Cristina Artal y otros autores de Malanquilla; la ficha elaborada por la Asociación Aragonesa de Folclore Aragonés – Somerondón, que relata la Saca de 1996, y el vídeo de ese mismo año realizado por Videotecnic de Zaragoza y producido por la Comisión Saca de la Virgen 1996, narrado por Enrique Asín y coordinado por Luis Lozano, en el que, además de las imágenes de 1996, se incluyen otras de la Saca de 1971, grabadas por Ángel Escribano. La más reciente información consultada es la que facilita José Ángel Urzay en su obra de 2006, Cultura Popular de la Comunidad de Calatayud. Francisco Tobajas también detalla el acontecimiento en una entrada de la web Calatayud.org.

Reproducimos íntegramente el texto incluido en el citado Ramillete de corazones…, apartado redactado por Ignacio Terrer, que titula Traslaciones de la imagen de la Virgen.

El traslado o salida de la imagen de la Virgen del Castillo, se efectúa cuando hay una necesidad urgentísima o circunstancias especiales, tales como sequía, epidemia, etc. y caso de no sacar a la imagen por estas circunstancias, la traslación tendrá lugar en períodos de veinticinco años; así es que debió sacarse en el año 1921, pues la última vez que salió fué el año 1896; este año de 1946 -que hacía los cincuenta años- se trasladó el 7 de junio, día que terminaba la segunda novena.

Anteriormente a estas fechas no se conserva datos ni referencias y únicamente en los gozos que se le cantan, se alude a la traslación que tuvo lugar en el año 1837. ¿Fue acaso esta fecha la primera que saliera o se trasladase la imagen de la Virgen?

Ya hemos indicado antes que cuando corresponde sacar a la imagen de la Virgen del Castillo, deben celebrarse dos novenarios, en vez del uno que todos los años se le ofrece, y el día que concluye la segunda novena, es el destinado a trasladar a la imagen, ceremonia que no puede verificarse sin la presencia de los pueblos que constituyen la Concordia y sin el permiso del Sr. Obispo de Tarazona.

Corre por el pueblo la tradicional versión de que si alguien se atreve a mover o a sacar dicha imagen, muere dentro del año, como protesta por no tener el permiso del Sr. Obispo y de la no concurrencia de los pueblos de la Concordia.

Los pueblos que constituyen o forman la Concordia, son: con Bijuesca, Reznos -que toma la preferencia y es el primero en entrar-, Torrijo, Deza, La Alameda, Carabantes, Torrelapaja, Berdejo, Malanquilla y Clarés.

Estos pueblos concurren todos por oficio que conjuntamente se dirige a los Sres. Curas y Alcaldes de cada uno, firmado y sellado por el Sr. Cura Párroco y Alcalde de Bijuesca; el cual remite con la antelación debida para que las Autoridades de dichos pueblos prevengan e inviten a los vecinos de los mismos para su concurrencia.

El año que corresponde sacar a la imagen de la Virgen del Castillo, se guarda un ceremonial que pocas veces podrá compararse con cualquier otro protocolo de cosas y hechos pasados, y su desarrollo está sujeto a unas ciertas reglas que pasamos a describir y que, en pleno siglo XX, conservan el perfume y tradición seculares.

Como ya dejamos dicho que de los pueblos de la Concordia, Reznos es el primero en entrar, cuando avisan que este llega a las cercanías de Bijuesca, se echan a vuelo las campanas y saliendo de la parroquia la procesión con todas las insignias, clero, autoridades y fieles, van a recibirlo a las afueras del pueblo en el lugar convenido.

Al llegar y encontrarse ambos pueblos, los pendones, estandarte, Cruces parroquiales se inclinan mutuamente cada insignia de un lugar con todas las del otro y el mismo saludo se efectúa entre los ramos.

Luego los señores Curas se estrecha la mano e idénticamente se saludan los señores Alcaldes, presentando cada sacerdote a las Autoridades de su pueblo y todos se dan la mano,

Terminadas las presentaciones y saludos -y solo para el pueblo de Reznos-, el señor Cura de Bijuesca, se despoja de la capa pluvial y dice al señor Cura de Reznos, a la vez que se la cede: “Le entrego y hago cargo en este día de toda mi autoridad espiritual”.

Seguidamente, el señor Alcalde de Bijuesca, deposita su vara en manos del señor Alcalde de Reznos, diciendo: “Siento un gran placer en ceder y poner mi autoridad en usted”.

A partir de ese momento de humildad pública, se considera el pueblo de Bijuesca el último y sólo acompaña al pueblo de Reznos.

La Comisión Capitular de Reznos, sale después a recibir a los pueblos de la Concordia, que van llegando, observando el mismo ceremonial; o sea, el de las presentaciones de las respectivas Autoridades y cambio de saludos, excepción de la presentación y cesión de poderes, que es única prerrogativa del pueblo de Reznos, en ese día.

Las cantoras de Bijuesca y los niños de las escuelas, cantan sus romances de saludo propios a cada pueblo de la Concordia, y el pueblo que llega una vez cumplido el ceremonial, pasa adelante cantando y detrás el que lo ha recibido, o sea Reznos, también cantando el himno a la Virgen del Castillo.

Una vez que han descansado un tanto y ya cuando se han reunido todos los representantes de la Concordia, se organiza la procesión en dirección al Santuario en el orden siguiente: Bijuesca, La Alameda, Berdejo, Carabantes, Clarés, Deza, Malanquilla, Torrelapaja, Torrijo y Reznos; todos con sus respectivas insignias religiosas, de cruces parroquiales, pendones, estandartes, ramos, etc.

El itinerario que sigue esta procesión es por las calles del Medio, del Barranco y de la Virgen. Llegados al Santuario las Autoridades y el Clero, ya dentro de él, se canta el Himno a la Virgen del Castillo. A continuación, un sacerdote asciende al Camarín y cogiendo la imagen la baja y es colocada en la hermosa peana, que es portada por sacerdotes, tras de los que marchan los señores Alcaldes de los pueblos de la Concordia que transportan el palio, retornando la comitiva por las calles mencionadas, hasta llegar a la plaza Mayor o del Ayuntamiento.

Una vez en ésta y en el lugar designado al efecto, es colocada la imagen de la Virgen en trono de honor dispuesto con gran riqueza de colgaduras y ornamentos. Seguidamente comienza la celebración de la solemne función religiosa que consiste en misa de terna, a gran orquesta y con sermón a cargo de un elocuente orador sagrado, esta función se verifica al aire libre por ser insuficiente dicho día el templo parroquial para cobijar a los varios miles de peregrinos que se concentran en Bijuesca.

Terminada la Misa fórmase de nuevo la procesión de retorno de la Virgen, a su Santuario, en el mismo orden de pueblos; pero el recorrido difiere del anterior seguido en la procesión de bajada, o sea que ahora se vuelve por la carretera, camino del Calvario a la ermita.

De nuevo en el Santuario, se coloca a la imagen en el Camarín, cantándose la Salve en Castellano y luego regresa la procesión que se deshace en las cercanías de la iglesia parroquial, a donde se depositan todas las insignias que todos los pueblos han figurado en las procesiones de este día.

Una vez que ha concluido la festividad religiosa de retornar a la Virgen a su Santuario, las Comisiones de los Capitulares de los pueblos de la Concordia, se distribuyen por las casas que les han asignado, en las que ya les tienen preparados los utensilios y demás objetos necesario para hacer la confección de la comida.

Por la tarde verificase la danza de los ramos y la subasta de los obsequios y regalos, cuyo importe queda en beneficio de la Virgen. Una vez finalizados todos estos actos profanos; y, procesionalmente, se va despidiendo por los de Reznos, a todos los pueblos de la Concordia.

Una vez cumplido este requisito, al pueblo de Reznos lo despide Bijuesca, siendo devueltas las insignias que por la mañana fueron entregadas, cesando desde este momento la autoridad que en lo espiritual y en lo civil se les ha encomendado.

Igualmente interesante y aclaradora nos parece la descripción que el mismo autor hace de uno de los protagonistas de la romería, el ramo de roscos y velas. Los dibujos que incluimos también son de Ignacio Terrer.

Como en la actualidad habrá muchos que ignoran el verdadero significado de esta palabra en relación con el enunciado que designa, cuyo vocablo no define la Academia de la Lengua, nos permitimos su explicación, no para los iniciados en nuestras costumbres y tradiciones, sino para aquellos que nos leyeren y fueran distantes de nuestra comarca.

El ramo, consiste, pues, en un palo grueso de unos dos o tres metros de longitud, rematando en forma de árbol con ramas a todas las direcciones, más altas y más bajas, si es portador de roscones, o en forma de capilla, o sea, como un cilindro hueco si es para cera.

El ramo, para portar roscones, va adornado con ramaje de yedra, flores y cintas y en los palitos que hacen como ramas de árbol cónico, hay unas puntitas de las que se sujetan los roscones.

El destinado para portar velas, o sea el de cera, va vestido con mantones de Manila, sedas, y cintas que rodean las velas y flores naturales y artificiales, y las velas van prendidas en los mismos mantones.

Los ramos presentados con ocasión del cincuentenario de la salida de Virgen del Castillo, fueron en número de 14, repartidos entre los pueblos de la Concordia, de la siguiente forma:

Bijuesca. – Tres, uno de roscones, por las jóvenes; otro de cera, por algunas casadas y viudas, y un tercero, de cera, por los niños y niñas de las Escuelas con sus respectivos Maestros.

Reznos. – Uno, de roscones.

Torrijo. – Uno, mixto, compuesto por roscones en la parte inferior y superior y por velas en la del centro.

Deza. – Uno, de cera, en forma de cruz.

La Alameda. – Uno, de roscones.

Carabantes. – Uno, de cera.

Torrelapaja. – Uno, de cera.

Berdejo. – Dos: uno de roscones y otro de cera.

Malanquilla. – Dos: uno de cera y otro de roscones.

Clarés. – Uno, de cera.

Suponemos que en los demás pueblos sea como en Bijuesca la forma en que se confeccionan los ramos. Aquí, las jóvenes “Esclavas de la Virgen del Castillo”, escotan uno o dos ramos de roscones, y después de sortear entre ellas, las que resultan agraciadas buscan cada una el mozo que quiere sea el portador del ramo, siendo destinados dos o tres mozos por cada uno.

Esta forma de portar los obsequios en esta clase de festividades, data de muy antiguo y están constituidos, en la forma en que ya hemos descrito, y han de ser llevados por mozos o personas de pulso, pues el peso de los obsequios, adornos, etc. lo cual unido al bando producido por su contextura cilíndrica o cónica, no pueden portarlos cualquiera. Anotamos como curiosidad estadística que el ramo del pueblo de Berdejo, llevaba 65 roscones. Ya es número ¿verdad? Estos ramos son portados por dos o tres mozos que se turnan consecutivamente.

Este año al sacar la Virgen del Castillo, el pueblo de Torrijo, concurrió con un ramo mixto, ya descrito; remataba en una Cruz de la que pendían cintas de varios colores que portaban jóvenes ataviadas con el indumento típico de aragonesas.

Todos los ramos de cera, antes de marchar por la tarde a sus respectivos pueblos, son despojados de sus velas que quedan en obsequio de la Virgen del Castillo.

Los ramos de roscones son llevados a la plaza y, allí, se subastan uno por uno, los rollos y demás regalos, quedando asimismo en beneficio de la Virgen, el importe sacado.

Una tradición religiosa no puede ser bien entendida, si no se dispone de los solemnes himnos y gozos que ensalzan habitualmente a la Virgen, Cristo o Santo correspondiente y recuerdan sus milagros.

Himno a la Santísima Virgen del Castillo
Dulce Madre que inspiráis nuestro acento.
Dulce madre del amor,
mira a este tu pueblo que canta
y a fe de amante te dice amor.
Oye el ruego que el pecho anhelante
a Ti envía con fuego amoroso
que tu rostro divino y gracioso
levantó nuestras almas, robó el corazón.
Que gustoso este pueblo venera,
a su Reina y Señora adorada
y protesta que quiere servir
Y si llega la hora dichosa
sabrá por tus glorias vencer o morir.
Mira, Señora, tu pueblo somos
tuyos por siempre queremos ser,
sea tu nombre nuestro consuelo
sea tu nombre nuestro querer.
Hoy Bijuesca su reina te aclama
Virgen del Castillo, su gloria y honor
suenen los VIVAS, digamos la Gloria,
gloria a María nuestro blasón.
Nuestros padres, Señora, te vieron
y entre ellos quisiste habitar
y el amor que a nosotros legaron
hoy tus hijos te quieren mostrar.
No permitas, Señora, que un día,
estos hijos que bien acogiste
sean presa del error,
De tu Hijo seremos por siempre
y a finezas tan grandes sabremos
pagar con fineza, pagar con amor.
Gozos a la Virgen del Castillo
CORO GENERAL
Virgen, del infierno espanto,
del Castillo titulada,
porque sois nuestra abogada
cubridnos con vuestro manto.
ESTROFAS
I.  Dadnos, Virgen soberana,
vuestro divino favor,
pues la Esposa del amor 
a voces el mundo llama
Vuestra santa aparición
diremos con suave canto,
            porque sois …

II.  En el castillo elevada
de Bijuesca centinela
siendo del Líbano piedra
en donde estáis escoltada
en Vos, patrona sagrada,
templa Bijuesca su llanto,
            porque sois …
III.  En el tiempo de los godos,
se tiene por tradición
que fue vuestra aparición
sobre Castillo de moros,
así lo publican todos,
con júbilo y celo santo,
            porque sois …
IV.   En el año treinta y siete
en doce del mes de mayo,
os sacaron de tu erario
de nueve pueblos la gente
concedisteis complaciente
la lluvia por todo el campo,

            porque sois …
V.  En tiempos de tempestades
eres el iris hermoso
y rocío misterioso
en tiempo de sequedades.
Del cielo las impiedades
no nos causaron quebranto,
            porque sois …
VI.  Una centella cayó
en vuestra santa Capilla,
para eterna maravilla
el retablo se inflamó,
a tus padres no tocó,
ni a tu esposo ni a tu manto,
            porque sois …
VII.  Un molinero gritó
que el diablo se lo llevaba
y a tu invocación sagrada
sano y libre se quedó
un vestido os ofreció
que es testigo del espanto,
            porque sois …
VIII.  De tus bóvedas cayó
un albañil trabajando
y en los andamios pegando
al suelo vivo llegó,
ningún daño recibió,
dando su cuerpo con un canto,
            porque sois …
IX.  Defiéndenos, Madre mía,
con tu ampara dulce y fuerte
en la hora de la muerte
del demonio y su porfía,
para que en tu compañía
logremos el Cielo santo,
            porque sois …
X.  Por cautela os veneramos
en Bijuesca muy gozosos
y con afectos piadosos
estos gozos os cantamos
pues por tu medio esperamos
salud y paz sin quebranto,
            porque sois …
XI.  Oh, excelsa Soberana,
a vuestros pies nos postramos
y contritos imploramos
el beneficio del agua.
todo el pueblo llora y clama
la pérdida de sus campos,
            porque sois …
XII.  Nos acosa el hambre dura
porque las plantas se pierden
Virgen del Castillo, atiende,
como siempre, con ternura,

y concédenos la lluvia
tan necesaria a los campos,
            porque sois …
XIII.  Oíd, Virgen del Castillo,
como en todas ocasiones
las fervientes oraciones
de nuestro pueblo afligido
suspira y pide el rocío
agua y verdor a los campos,
            porque sois …
XIV.  Virgen del Castillo, hermosa,
nuestra oración has oído, 
pues nos has favorecido
con una lluvia copiosa
la población presurosa
acude a tu templo santo,
            porque sois …
XV.  El día en que os sacaron
de vuestra santa capilla
para eterna maravilla
las nubes se presentaron
y sus aguas descargaron
en los agostados campos,
            porque sois …
XVI.  Aceptad, Virgen María,
las gracias que tributamos

y por tu medio esperamos
como siempre, en este día
de llegar a la otra vida
al abrigo de tu manto,
            porque sois …
CORO GENERAL
Virgen, del infierno espanto,
del Castillo titulada,
porque sois nuestra abogada
cubridnos con vuestro manto.