250 Aniversario de la muerte de José de Nebra

250 Aniversario de la muerte de José de Nebra

 

Aniversario de la muerte del compositor bilbilitano José Melchor Baltasar Gaspar de Nebra Blasco

 

Hoy, 11 de julio de 2018, se cumplen 250 años del fallecimiento en Madrid de José Melchor Baltasar Gaspar de Nebra Blasco, nacido en Calatayud el día de Reyes de 1702. Su padre tenía formación de órgano y arpa y fue organista de la colegiata de Santa María. Tuvo cinco hermanos de los cuales Francisco Javier y Joaquín Ignacio se dedicaron también a la música llegando a ser organistas de la Seo de Zaragoza. En 1711 la familia marchó a Cuenca ya que el padre había sido nombrado organista de la catedral.

En 1717 José fue elegido organista de las Descalzas Reales y tres años más tarde ya era músico de cámara de los duques de Osuna. En 1723 comenzó a componer música escénica para los teatros de Madrid y estrenó en el Corral del Príncipe el auto sacramental de Calderón de la Barca La vida es sueño. Más tarde colaboró con el escritor Antonio Cañizares, situación que le reportaría importantes éxitos como De los encantos de amor la música es el mayor. En 1724 comenzó como organista en la Real Capilla. Con tan solo 24 años fue nombrado en el estudio de la Música que realizó Francisco Corominas, junto a autores como Corelli, Albinoni o Vivaldi. Sin dejar de componer en el 28 la Corte le encargó Amor aumenta el valor, en colaboración con Falconi y Facco sobre libreto de José Cañizares, para celebrar la boda de Fernando VI y Bárbara de Braganza. Su producción para la escena superó las setenta obras lo que le valió el título de “el Lope de Vega de la música española”. Algunos expertos dividen esta ingente cantidad de trabajos en dos épocas diferenciadas: una hasta 1730 y otra, de mayor madurez, hasta 1751, destacando en esta última la obra Iphigenia en Tracia. Compuso óperas, zarzuelas, comedias de santos, comedias de magia, autos sacramentales, loas, sainetes y entremeses.

Órgano de la colegita del Santo Sepulcro de Calatayud
Órgano de la colegiata de Santa María de Calatayud
Órgano de la Iglesia de San Juan el Real de Calatayud
Órgano de la Iglesia de San Pedro de los Francos de Calatayud

Tras el incendio del Alcázar de Madrid, ocurrido en la noche buena de 1734, se dedicó junto a Francesco Corselli a componer obras religiosas para sustituir las quemadas. En este campo también fue un trabajador incansable y llegó incluso a enviar al papa Clemente XIII (1) una copia de sus vísperas del común de los santos y la Virgen con la intención de que se interpretara en la capilla pontificia. Alcanzó gran fama el réquiem compuesto por la muerte de María Bárbara en 1758 y que se siguió utilizando en los decesos de la familia real hasta bien entrado el siglo XIX. En la actualidad se conservan más de 170 partituras religiosas compuestas por José de Nebra.

Además de esta vorágine compositiva el cardenal Mendoza creó para él los puestos de Vicemaestro de la Capilla Real y Rector del Colegio de niños cantores. Fue maestro de clave del infante Gabriel y enseñó también a otros músicos, como Antonio Soler, que llegarían a alcanzar grandes triunfos.

Escuela Municipal de Música José de Nebra de Calatayud

Nebra, prolífico y versátil, es considerado por muchos el compositor más sobresaliente de la primera mitad del siglo XVIII, quien además tuvo la virtud de, sin abandonar la esencia de la música hispánica, dejarse empapar por las tendencias italianizantes de moda en el momento.

(1) Esta relación con Clemente XIII ha hecho que, por alguna extraña razón, se confunda el retrato del pontífice con el del músico, apareciendo en multitud de documentos, erróneamente, el cuadro con la efigie del Papa cuando se busca una imagen del bilbilitano.