Restaurado el repostero de los Reyes Católicos

Restaurado el repostero de los Reyes Católicos
El recién restaurado repostero de los Reyes Católicos se exhibe en el Museo de Santa María

La Colegiata de Santa María cuenta con seis reposteros de distintas Casas Reales. El más antiguo, de tiempos de los Reyes Católicos hacia finales del siglo XV, ha sido restaurado y, desde el sábado 1 de diciembre, se podrá contemplar durante las visitas al Museo de Santa María.

La restauración ha corrido a cargo de la Diputación Provincial de Zaragoza, el Ayuntamiento de Calatayud y el Obispado de Tarazona dentro de los planes bienales que la institución provincial convoca para bienes muebles. Dichos trabajos se han realizado en el taller de restauración textil de la empresa ALET RESTAURACIÓN S.L., ubicado en Madrid.

Este repostero no es el más vistoso de los que atesora la colegiata pero es el más antiguo y también más dañado de la colección. En él pueden observarse el escudo de los Reyes Católicos, el de Aragón y el de Calatayud.

La finalidad de los reposteros era adornar y engalanar los exteriores de Santa María cuando visitaban Calatayud los miembros de las Casas Reales. Permanecer a la intemperie desgastaba y perjudicaba el tejido que lo compone. Fue en el siglo XIX cuando el cabildo de la colegiata decidió colocarlos en el presbiterio, el sitio más noble del templo, y ahí los hemos conocido hasta que comenzaron las obras de restauración de la colegiata.