Arquitectura Civil

 

Arquitectura civil

Fuente de los Ocho Caños

Esta monumental fuente se levantó en la margen derecha del río Jalón, próxima a la Puerta de Alcántara, en el camino a Valencia. El conjunto arquitectónico de la misma lleva fecha de 1598, correspondiendo artísticamente al estilo manierista. Fue traslada junto a la Puerta de Terrer, sobre el Puente seco.

 

Puerta de Terrer

Antes denominada del Matador, es una construcción bajorrenacentista, posterior a 1580, como se deduce de sus blasones. Actualmente es la sede del Centro de Estudios Bilbilitanos.

 

Puerta de Zaragoza

Es otra de las puertas conservadas de la ciudad, antes denominada de Somajas o Somalías. Fue construida en 1818 en las inmediaciones de la Colegiata del Santo Sepulcro.

 

Palacio de la Comunidad

Antiguo Palacio de la Comunidad, reedificado a principios del siglo XIX. Aquí se reunían los representantes de los pueblos y aldeas que componían la comunidad de Calatayud. Este sobrio edificio neoclásico fue destinado a la Comandancia Militar durante la guerra civil española, colegio de niños de las hermanas de la Caridad de Santa Ana, Casa de  Cultura, en la que se encontraba la Biblioteca Municipal, el Archivo de Protocolos Notariales, el Museo y la Escuela Municipal de Música. Actualmente ha vuelto a ser la sede de la Comarca Comunidad de Calatayud.

 

Palacio de los Sesé

Situado en la calle Gotor, este palacio del Renacimiento aragonés procede de la segunda mitad del siglo XVI. Sobresalen  la típica galería aragonesa, su labrado alero y la rejería artística de los balcones. Ha sido restaurado muy recientemente y su interior reconvertido en edificio de viviendas.

 

Palacio de los Pujadas de Vezlope o Berospe

Se encuentra en la calle Amparados, de fines del siglo XVI y reconvertido en centro de enseñanza, colegio de Maristas, a principios del siglo XX. Tiene tres plantas, con galería típica aragonesa, y está construido en ladrillo sobre zócalo de piedra caliza. En el año 2014 se finalizó la última restauración llevada a cabo por la Diputación General de Aragón, organismo que actualmente ocupa la totalidad de sus dependencias.

 

Palacio de los Lahoz

Ubicado en la plaza de San Miguel, del siglo XVI, conserva una interesante escalera en cuyo techo campean las armas de la familia. La parte más moderna es obra de Regino Borobio. Recientemente ha sido restaurado y adaptado como edifico de viviendas.

 

Palacio del Barón de Warsage

Situado en la Rúa de Eduardo Dato, enfrente de la iglesia de San Pedro de los Francos. Es de principios del siglo XIX, presenta una portada neoclásica entre columnas de orden toscano. Actualmente alberga las dependencias del Casino Bilbilitano.

 

Palacio Episcopal

Levantado en la calle Gracián, muy próximo a la colegiata de Santa María, según dice la tradición, sobre el solar de la antigua zuda musulmana, fue mandado edificar por el obispo de Tarazona Francisco Porro y Reinado, cuyas armas parlantes campean sobre el dintel de la puerta y en la cúpula sobre la interesante caja de escaleras. Durante unos años se instaló en él el Museo de Arte Sacro. En la actualidad permanece cerrado.

 

Palacio de la Plaza Mesones

Palacio del siglo XV, cuya titularidad ostentaba el Marqués de Ayerbe y que posteriormente pasó a convertirse en la Posada de San Antón y en el Mesón de la Dolores, nombre que conserva la actual hospedería, y que se debe a Dolores Peinador Narvión, La Dolores, nacida en Calatayud en 1819, cuya leyenda difundieron obras teatrales como La Dolores de Feliú, o el conocidísimo pasodoble Si vas a Calatayud, contribuyendo a crear la leyenda de este personaje.

El edificio ha sido restaurado conservando los elementos decorativos y arquitectónicos originales, como el precioso patio-corrala interior empedrado, al cual asoman los balcones de las tres plantas de que consta.

 

Palacio de los Marqueses de Villa Antonia

Edificado en la plaza del Carmen. De estilo neoclásico, su aspecto exterior corresponde a una profunda reforma llevada a cabo en el siglo XIX en el que fue palacio de la ilustre familia bilbilitana de los Muñoz-Serrano y antes de los Pérez de Nueros. Está catalogado y protegido por su interés arquitectónico. Fue centro de actividad social de las clases altas de la ciudad y una de las residencias de los primeros marqueses de Villa Antonia. En la actualidad se encuentra en estado de total abandono.

 

Palacio de Erlueta

Palacio renacentista aragonés del siglo XVI, ubicado entre la plaza de Erlueta y la calle San Miguel. Es un edificio de cuatro plantas más bodega y, actualmente, residencia de una familia bilbilitana que ha recibido varios reconocimientos por la labor de restauración y conservación del inmueble.

 

Casino Católico

El Círculo Católico de Obreros, fundado por Blas y Ubide, está situado en un inmenso caserón de arcada puerta en la antigua calle de las Aulas, hoy Baltasar Gracián. Es un magnífico edificio que podríamos fechar en el siglo XVI, antiguo palacio de los Marqueses de Villaverde y Condes de Morata de Jalón. De modesta configuración interior y menos lujos que el casino principal, actualmente pertenece a la iglesia y alberga la sede de Cáritas.

 

Casa Consistorial

Edificio de estilo renacentista, modificado en el siglo XVII. Más tarde, en el año 1842, se volvió a cambiar la parte superior de la fachada, quedando intacta la parte inferior hasta el balcón corrido.

 

Plaza de España

Conocida familiarmente como Plaza del Mercado, debido a que fue mercado diario, es de origen medieval. Algunas columnas de los soportales fueron trasladadas desde las ruinas de Bílbilis y a los edificios que la rodean se les denomina casas de balcón corrido. Sus fachadas, irregulares y apoyadas unas contra otras crean una composición armónica del conjunto que la hacen singular.

 

Arco plaza San Miguel

Da paso a la plaza sobre zapatas del siglo XVI. Junto al arco se pueden apreciar, en una pared del edificio, unos esgrafiados. Esta técnica se utilizaba en el interior de los templos mudéjares, desde mediados del siglo XIV y posteriormente se utilizó para decorar los muros exteriores de edificios civiles.

 

 

 

Ventana en la calle Vicente de la Fuente

En la casa del nº 16 de esta calle, pertenece a los restos de arquitectura gótica, concebida según la tradición gótico-levantina.

 

Arco mixtilíneo interior en la calle San Torcuato

Una gran ventana, interior, de principios del siglo XVI, en la casa del nº 14 de la calle San Torcuato. Al igual que la anterior, según la tradición gótico-levantina. En la actualidad se encuentra desmontada.

 

Hospital de San Juan de Labradores

(Hospital de los Torcales) más conocido por el Hospitalillo. Posiblemente ha estado cumpliendo su función benéfica durante más de 700 años, desde Alfonso I (1134) hasta 1962 e incluso antes. Se encontraba al final de la Rúa de Eduardo Dato, frente al Barranco de la Puerta de Soria, donde quedan algunas dependencias.

 

 

 

Peirones de San Vicente

Según la tradición, cuando San Vicente Ferrer pasó por Calatayud comenzó predicando en la iglesia de San Andrés, en la que se conserva un cuadro con la leyenda en este púlpito predicó San Vicente Ferrer. Siendo insuficiente el tamaño del templo para acoger a tanto devoto pasó el santo valenciano a predicar a la plaza del mercado en la que durante años hubo un cuadro en la casa del reloj de sol que marcaba el sitio (el cuadro fue sustituido por un azulejo en los años 60 del pasado siglo). De nuevo la plaza resultó insuficiente para acoger a tantos fieles, por lo que el dominico hubo de salir a predicar a los montes y así lo conmemoran dos peirones (en Calatayud pilones), uno encima de la era del chocolate, al final de la cuesta del zardacho en el barrio de San Roque, y el otro encima de las eras de la puerta de Zaragoza, este último de construcción más sencilla, ya que el primero es una pequeña torre de inspiración mudéjar de ladrillo y azulejos que contiene además la imagen del santo.

A su devoción tiene también dedicada una torre (casa de campo) construida en 1832 cerca de la antigua azucarera.

 

Bodegas

La parte más antigua de la arquitectura civil bilbilitana está constituida por bodegas, pertenecientes a la baja edad media. Entre las más destacables, cabe mencionar la del palacio de Catalán, en la calle san Miguel, la de la plaza de Bardají, antes de la Trinidad y las del Santo Sepulcro.

 

Azud Sagrado

Entre las obras más importantes realizadas por los árabes se encuentran los azudes. Éste se sitúa en el barranco de Armantes, se trata de un gran muro de contención y desvío de las aguas de manera que no fuesen una amenaza para la población. Se encuentra inmediato al camino del Santo Cristo de Ribota, donde el barranco cambia su nombre por el de El Salto.

 

Fundaciones de la Compañía de Jesús

Los jesuitas permanecieron en la ciudad de Calatayud ciento setenta y siete años, durante los cuales construyeron, además del templo de Nuestra Señora del Pilar, un colegio, que luego fue Hospicio Provincial y hoy alberga la Universidad Nacional de Educación a Distancia; el Seminario de Nobles, más tarde Hospital Municipal y en la actualidad sede de los Juzgados; un seminario para la compañía en las proximidades del cerro del Calvario, que se conoce como torre del Seminario; y una casa de descanso totalmente derruída, que se conoce como Jesús del Monte, próxima a la abandonada estación del ferrocarril Central Aragón. La mayor parte de los sillares empleados en estas construcciones proceden de las ruinas de la ciudad de Bílbilis, convertida desde el medievo en una inagotable cantera para los edificios de Calatayud.

Colegio de Jesuítas

Es un edificio contiguo a la iglesia de San Juan, es simple en su concepción de amplios espacios interiores que abren a un claustro de ladrillo sencillo, según la arquitectura civil del siglo XVII. Una cúpula ciega, antigua caja de escaleras con relieves en yeso, y una puerta exterior de buenas proporciones, adintelada y resaltada por un almohadillado de piedra caliza.

Real Seminario de Nobles de la Inmaculada

Frente al anterior y de similares características. Tiene en su portada las armas de Fernando VI, monarca que lo autorizó; su escalera es monumental y posee una galería volada sobre ella con ornamentación al gusto de la época; en el interior sus dependencias se abren a un sencillo claustro. Esta obra quedó inconclusa al ordenar Carlos III su expulsión de España en 1767.

La actividad cultural y el prestigio de estas instituciones fue enorme, llegando a tener el colegio más número de alumnos que algunas universidades de la época, además de haber contado entre sus alumnos con Moratín, San José de Pignatelli y Baltasar Gracián, posteriormente profesor de este colegio bilbilitano.

 

Coso de Margarita

La actual Plaza de Toros de Calatayud construida en 1877, sustituyó al anterior coso taurino del Hospicio o Plaza de Cantarranas. Se trata de una bella edificación de estilo mudéjar sencillo, obra del arquitecto bilbilitano Mariano Medarde. Se construyó en un tiempo record ya que empezaron las obras el 21 de abril del citado año y se inauguró con la tradicional corrida de Ferias el 9 de septiembre, actuando como lidiadores Frascuelo y Ángel Pastor. Tiene 48 lados y un aforo para 8.830 espectadores, situados en una grada y dos tribunas. Es la segunda más grande de Aragón y está situada en el paraje de Margarita en la Avda. del Barón de Warsage.

 

Colegio Sancho y Gil

Antiguo colegio de niñas conocido con el sobrenombre de Las trancas. Fue obra de José Pérez Garchitorena, inaugurado el 24 de junio de 1897 y el primer colegio construido ex profeso como tal. En la actualidad es biblioteca municipal y albergue de transeúntes.

 

Acuartelamiento Barón de Warsage

En 1919 el ayuntamiento cedió al ejército un terreno de tamaño suficiente para crear un acuartelamiento que, en principio, llevó el nombre de Infante don Jaime. De inmediato se presentaron los primeros planos del edificio que salieron de la mano del Capitán de Ingenieros José Lafita Yacebak. En 1922 se colocó la primera piedra de unas obras que se prolongarían cerca de cuatro años. Comenzó siendo cuartel de Artillería, más tarde parque central de Ingenieros y, después de numerosas ampliaciones, Instituto politécnico, actualmente Academia de logística.

 

Chalé de Ricardo Sánchez

Obra de estilo neorenacentista diseñada por el arquitecto Miguel Ángel Navarro que también llevó a cabo el cuartel de la Guardia Civil y la cárcel. El proyecto se realizó en 1928 y ampliado por el mismo arquitecto 11 años después. Fue un regalo de boda de Ricardo Sánchez a su esposa Heriberta López. Actualmente forma parte de un complejo hotelero.

 

Instituto de Enseñanza Media

Se estrenó en octubre de 1929 con el nombre de Miguel Primo de Rivera, quien lo iba a inaugurar al año siguiente, pero su dimisión impidió que así fuera y permanece todavía sin hacerse oficialmente. Es obra del arquitecto Regino Borobio. Actualmente continúa en funcionamiento con la denominación de Instituto de Educación Secundaria Leonardo de Chabacier.

 

Escuela de Artes y Oficios

 

Tras no pocas vicisitudes se inauguró este edificio el 17 de noviembre de 1935, obra de los arquitectos Manuel Ruiz de la Prada y José Gómez Mesa. Después se denominó Escuela de Trabajo, posteriormente Escuela de Maestría Industrial, Centro Profesional de Primer y Segundo Grados, Instituto de Formación Profesional Emilio Jimeno y, finalmente, Instituto de Educación Secundaria Emilio Jimeno que, al trasladarse éste a otra ubicación, se terminó convirtiendo en el Edificio Manuel Giménez Abad que alberga, entre otras dependencias educativas, la Escuela Oficial de Idiomas.

 

 

 

 

 

 

Colegio Ramón y Cajal

Al igual que el Instituto de Enseñanza Media, se inauguró en el curso 1928-29. Se conserva un plano del edificio firmado por Regino Borobio en 1941, seguramente para una profunda restauración interior. Fue escuela de primaria y, desde hace unos años, es la sede de algunas de las asociaciones de la ciudad.

 

Casa Consistorial de la Plaza de Costa

Antiguo edificio del Banco de España, fue inaugurado en 1932 y es obra de José Yárnoz Larrosa, arquitecto de cabecera de la institución financiera ya que, con la colaboración de distintos arquitectos, llegó a realizar más de veinte sucursales, así como la ampliación de la sede central de Madrid que construyó junto a Luis Menéndez Pidal. Al desaparecer el Banco de España de la ciudad, el edificio cayó en desuso, siendo recuperado durante un tiempo como Casa de Cultura para pasar después a ser sede del Ayuntamiento.

 

Teatro Principal

Sobre un solar de 703 metros cuadrados, se finalizó su construcción en 1858 con un total de 591 localidades. Tuvo hasta cinco pisos y llegó a conseguir un aforo de casi 1000 localidades que se perdieron en la reforma de 1956.

 

Teatro Capitol

De estilo modernista, se inauguró sin llegar a realizar el proyecto completo el 8 de septiembre de 1933, con 999 localidades. Acabó convirtiéndose en cine de sesión doble e incluso utilizándose sus instalaciones como ring de boxeo. Cerró sus puertas en 1979. Posteriormente, en 1997, fue adquirido y rehabilitado por el Ayuntamiento y actualmente funciona como cine y teatro con un aforo de 545 localidades.