50 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE MUÑOZ ROMÁN

50 ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE MUÑOZ ROMÁN

Hoy, 6 de febrero de 2018, se cumplen 50 años del fallecimiento del insigne letrista bilbilitano José Muñoz Román, cuando contaba con 65 años de edad.

Desde la Asociación Torre Albarrana hemos venido reivindicando en los últimos años la figura de tan destacado artista bilbilitano y hoy, a los 50 años de su muerte, nos ha parecido adecuado recordar ese momento a través de unas pinceladas de la necrológica que el turiasonense y crítico teatral Ángel Laborda escribiera en el diario ABC.

“…Al morir José Muñoz Román desaparece la figura más popular de la revista española de los años cuarenta y cincuenta. Cierto que Muñoz Román ya se hizo famoso el año 1931 con el estreno de “Las Leandras” y otras revistas más…

…Nacido en Calatayud y educado en los PP. Escolapios de Zaragoza, era un gran sainetero. Supo llevar a la escena tipos populares, supo reflejar con verdadera gracia el ambiente de los años que corrían y en todas sus obras se advertía una crítica del ambiente de la vida española, dichos con ingenio y hasta con una cierta novedad en el desarrollo de estos espectáculos.

…Podemos considerar a Muñoz Román como el verdadero creador de un teatro alegre, original, con figuras muy humanas.

…No fue nunca -aun dada la popularidad de su nombre y de sus obras- amigo de “popularidades” personales.

…Muere Muñoz Román cuando tenía muchas ilusiones. Trabajaba en una nueva obra lentamente.

…Este hombre fue en vida un cordial amigo, un hombre lleno de sonrisas, con una gran vocación por el teatro. Conviene resaltar además las dotes de director de Muñoz Román. Todas sus obras fueron dirigidas por él mismo e incluso orientaba a los autores de la música en los números que habrían de hacer para los diversos cuadros de sus comedias musicales. Desaparece pues un gran autor, dotado de una gran personalidad para el sainete moderno, para la revista española. ¡Descanse en paz!”

Le preguntaron, también en ABC, cual querría que fuese su epitafio y contestó que E.P.D. que no quería decir “En Paz Descanse” sino “Escribió Para Divertir”. Y lo bueno es que lo consiguió. Sirvan estas líneas escritas a medias por Ángel Laborda y la Asociación Torre Albarrana como homenaje a este paisano a quien en Calatayud por fin se comienza a reconocer.